ESTATUTO TRIBUTARIO > CONCEPTO UNIFICADO DEL IVA > T Í T U L O I > Capítulo IX — Por pagos al exterior > Tarifas para rentas de capital y de trabajo.—
Regresar
Ir a Menú
Anterior           Siguiente
 

408. Tarifas para rentas de capital y de trabajo.— [&8558]

En los casos de pagos o abonos en cuenta por concepto de intereses, comisiones, honorarios, regalías, arrendamientos, compensaciones por servicios personales, o explotación de toda especie de propiedad industrial o del “know-how”, (...)*, beneficios o regalías provenientes de la propiedad literaria, artística y científica, la tarifa de retención será del treinta y tres por ciento 33%** del valor nominal del pago o abono.

 

INC. 2º.— Modificado. L. 488/98, art. 15. Los pagos o abonos en cuenta por concepto de consultorías, servicios técnicos y de asistencia técnica, prestados por personas no residentes o no domiciliadas en Colombia, están sujetos a retención en la fuente a la tarifa única del 10%, a título del impuesto de renta (…)***, bien sea que se presten en el país o desde el exterior.

 

Agregado. L. 1430/2010, art. 47.— Los pagos o abonos en cuenta por concepto de rendimientos financieros, realizados a personas no residentes o no domiciliadas en el país, originados en créditos obtenidos en el exterior por término igual o superior a un (1) año o por concepto de intereses o costos financieros del canon de arrendamiento originados en contratos de leasing que se celebre directamente o a través de compañías de leasing con empresas extranjeras sin domicilio en Colombia, están sujetos a retención en la fuente a la tarifa del catorce por ciento (14%) sobre el valor del pago o abono en cuenta.
 
 
Agregado. L. 1430/2010, art. 47.— Los pagos o abonos en cuenta, originados en contratos de leasing sobre naves, helicópteros y/o aerodinos, así como sus partes que se celebren directamente o a través de compañías de leasing, con empresas extranjeras sin domicilio en Colombia, estarán sujetos a una tarifa de retención en la fuente del uno por ciento (1%).

 

PAR. TRANS.— Agregado. L. 383/97, art. 30. No se considera renta de fuente nacional, ni forman parte de la base para la determinación de impuesto sobre las ventas, los pagos o abonos en cuenta por concepto de servicios técnicos y de asistencia técnica prestados por personas no residentes o no domiciliadas en Colombia, desde el exterior, necesarios para la ejecución de proyectos públicos y privados de infraestructura física, que hagan parte del plan nacional de desarrollo, y cuya iniciación de obra sea anterior al 31 de diciembre de 1997, según certificación que respecto del cumplimiento de estos requisitos expida el Departamento Nacional de Planeación.

 

PAR.— Agregado. L. 863/2003, art. 9°. Los pagos o abonos en cuenta por cualquier concepto que constituyan ingreso gravado para su beneficiario y éste sea residente o se encuentre constituido, localizado o en funcionamiento en paraísos fiscales, que hayan sido calificados como tales por el Gobierno colombiano, se someterán a retención en la fuente por concepto de impuesto sobre la renta y ganancia ocasional a la tarifa del treinta y tres  por ciento (33%)**, (…)****, salvo lo dispuesto en el inciso  segundo del artículo 3º.  de la presente ley.

 

PAR. TRAN. 2°. Agregado. L. 1430/2010, art. 65.— Los intereses o cánones de arrendamiento financiero o leasing originados en créditos obtenidos en el exterior y en contratos de leasing celebrados antes del 31 de diciembre de 2010, a los que haya sido aplicable el numeral 5 del literal a) o el literal c) del artículo 25 del Estatuto Tributario, no se consideran rentas de fuente nacional y los pagos o abonos en cuenta por estos conceptos no están sujetos a retención en la fuente. (&0491, 0526, 0527 y  1845)


:: CONCORDANCIAS

Ocultar Todas | Ver Todas


NOTAS:  

*:Entre paréntesis se encontraban las frases “prestación de servicios técnicos o de asistencia técnica”, las cuales deben considerarse derogadas tácitamente por  el art. 15, L. 488/98, que modificó el inciso  2º. del art. 408 del estatuto tributario.

 

**: El art. 12 de la L. 1111/06 consagró que la tarifa es del 33%; para el periodo 2007 es del 34%.

 

***: Entre paréntesis se encontraba la expresión “y de remesas”, la que fue derogada por el art. 78 de la Ley 1111/2006

 

****: Entre paréntesis se encontraba la frase “sin perjuicio de la aplicación de la retención en la fuente por concepto de impuesto de remesas, a la tarifa del siete por ciento”, la cual debe considerarse derogada  tácitamente con base en el artículo 78 de la L. 1111/2006, que eliminó el impuesto de remesas a partir del  período 2007.


COMENTARIOS.—  

 1. El artículo 9º. de la L. 863/2003 rige  para el período 2004 y siguientes, siempre y cuando el Gobierno Nacional expida el Decreto Reglamentario que consagre cuales son los Estados que se consideran Paraísos Fiscales para Colombia. Debemos destacar, que aunque el Consejo de Estado, Sección Cuarta, interprete que los Decretos Reglamentarios rigen desde la fecha de promulgación de la norma que reglamenta, lo que se ordene en el Decreto Reglamentario será obligatorio a partir de su promulgación porque la retención en la fuente es de aplicación instantánea, siempre que ya hubiere sido ordenado por norma con fuerza de ley.

 

2. La política mundial es castigar de alguna forma  los pagos o abonos en cuenta a favor de los llamados paraísos fiscales. Los paraísos fiscales son jurisdicciones  que no gravan los ingresos de las personas que se localizan allí o su tributación es significativamente inferior al  promedio mundial.

 

3. El parágrafo que se comenta, ya había sido adicionado por el art. 83 de la L. 788/2002, artículo que fue declarado inconstitucional por la Honorable Corte, mediante sentencia C-690/2003, M.P. Rodrigo Escobar Gil. El art. 83 de la L. 788/2002, no se aplicó durante el tiempo que estuvo vigente porque no se conocieron cuáles eran los Estados calificados como paraísos fiscales; luego, fue declarado inconstitucional.

 

4. El nuevo parágrafo afirma que la retención del 35%, se aplica sobre pagos o abonos en cuenta que por cualquier concepto constituyan ingreso gravado para su beneficiario, esta redacción ofrece las siguientes inquietudes, i) El pago o abono tiene que ser un ingreso gravado para su beneficiario, por lo que los pagos o abonos en cuenta que no son ingresos de fuente nacional o los que si son de fuente nacional pero el art. 25  del Estatuto Tributario los califica expresamente como no Ingresos de Fuente Nacional, los ingresos no constitutivos de renta ni ganancia ocasional y las rentas exentas no se les aplica el parágrafo en mención; y, ii) La expresión “Los pagos o abonos en cuenta por cualquier concepto...”, nos llevaría a afirmar que todo pago o abono en cuenta a favor de un “paraíso fiscal” estaría sometido a la retención que ordena el parágrafo y no a las tarifas especiales consagradas en otras disposiciones. Así, por ejemplo, si los dividendos o participaciones los recibe  un  inversionista localizado en  un Estado que el Gobierno califica como paraíso fiscal, no aplicamos  la retención del artículo 245 o 246 o la del art. 102 de la L. 223 de 1995 si no la del parágrafo en mención; o la tarifa única por renta por concepto de pagos o abonos en cuenta por asistencia técnica y servicios técnicos que consagra el inciso 2º. del mismo artículo 408 del Estatuto Tributario. Una u otra tesis en el sentido que se aplica en estos casos las tarifas de parágrafo o las especiales serían razonables, tal y como está redactada la norma. No obstante, por técnica jurídica si la intención era eliminar las tarifas especiales cuando el beneficiario sea un sujeto localizado en un “paraíso fiscal”, el parágrafo debió ser suficientemente claro y no impreciso. En nuestra opinión, aunque los dividendos o participaciones no sean costo o deducción, sobre los pagos o abonos en cuenta por estos conceptos deben aplicarse las tarifas de los artículos 245, 246 y 322 del Estatuto Tributario, según el caso. (& 3885, 3894 y 5746).

 

5. La retención en la fuente que ordena el artículo 47  de la L. 1430/2010 es la consecuencia de la derogatoria expresa del numeral 5º. del literal a) y del literal c) del artículo 25 del E.T..

 
6. La parte que corresponda a rendimientos financieros de los pagos o abonos en cuenta por créditos obtenidos en el exterior y sobre los intereses y costos financieros del canon de arrendamiento de los contratos de leasing se aplicará una retención del 14%. En este caso el Legislador le ordena   al agente retenedor que separe, de los pagos o abonos en cuenta, lo que corresponde a capital de lo que se corresponde a rendimientos financieros , intereses y costos financieros , para que la retención no se aplique sobre el capital.
 
7. Si el objeto del contrato de leasing son naves, helicópteros y/o aerodinos, así como sus partes, la retención en la fuente será del 1% sobre el total del canon sin distinguir que parte corresponde a capital y cual a intereses o costos financieros, ya que esta distinción no la consagró el Legislador para este tipo especial de contratos de leasing, como si lo estableció para los demás contratos de leasing.


[&8559]
OPINIÓN DE LA DIAN - Para que proceda la retención en la fuente por concepto de pagos o abonos en cuenta por concepto de consultorías, servicios técnicos y de asistencia técnica prestados por personas no residentes o no domiciliadas en Colombia, no es necesario que los contratos estén registrados.—  

“El inciso segundo del artículo 408 del Estatuto Tributario, dispone que los pagos o abonos en cuenta por concepto de consultorías, servicios técnicos y de asistencia técnica prestados por personas no residentes o no domiciliadas en Colombia, están sujetos a retención en la fuente a la tarifa única del 10%, a título de impuestos de renta y de remesas bien sea que se presten en el país o desde el exterior. De tal manera, que la disposición no establece requisitos adicionales para la práctica de la retención en la fuente sobre los pagos o abonos en cuenta por los conceptos allí previstos, razón por la cual para efectuaría no se requiere que el contrato se encuentre registrado.

 

Lo anterior sin perjuicio de los requisitos establecidos en las normas de carácter supranacional, ni de los fijados en la ley tributaria para la aceptación de las deducciones, tema respecto al cual se pronunció este Despacho mediante el Concepto No. 016676 del 22 de marzo de 2005, cuya fotocopia anexamos para su ilustración.

 

Con relación a si en este tipo de contratos puede pactarse que el pago se realice en el país, es una decisión de tipo consensual que no afecta la retención a practicar ya que la tarifa única de retención en la fuente por concepto de servicios técnicos prestados por no residentes o domiciliados es del 10%. Sobre el particular este Despacho ha manifestado:

 

“...De manera que, conforme señala el inciso segundo del artículo 408 del Estatuto Tributario, el régimen del impuesto de renta y complementarios sobre pagos al exterior por servicios técnicos y de asistencia técnica prestados en el país o desde el exterior se contrae a la retención en la fuente que el contratante en Colombia debe realizar a la tarifa única del 10%...” (Concepto 044304 de mayo 11 de 2000)”. (DIAN. Conc. 002852, enero 6/2006)

002852


[&8560]
D. R. 259/1992. 

ART. 1°.— El Instituto Colombiano de Comercio Exterior, Incomex, adscrito al Ministerio de Comercio Exterior es el organismo competente para registrar los contratos de importación relativos a licencia de tecnología, asistencia técnica, servicios técnicos, ingeniería básica, marcas, patentes y demás contratos tecnológicos.

 

El registro será dado de conformidad con lo establecido en el presente Decreto y de acuerdo con Ias políticas de desarrollo tecnológico dictadas por el Ministerio de Desarrollo Económico.

 

PAR.— El registro de los contratos de que trata el presente artículo será automático, una vez se hayan cumplido los requisitos de que trata el artículo 2° del presente Decreto. El Consejo Superior de Comercio Exterior podrá determinar los casos en los cuales de manera excepcional se requiere la autorización por parte del Comité de Servicios y Tecnología, establecido por el artículo 30 del Decreto 2350 de 1991.


[&8561]
D. R. 259/1992. 

ART. 2°— El Instituto Colombiano de Comercio Exterior, Incomex, registrará los contratos de que trata el artículo 1° del presente Decreto, siempre que cumplan los siguientes requisitos:

 

a) Identificación de las partes, con expresa consignación de su nacionalidad y domicilio;

 

b) Identificación de las modalidades que reviste la transferencia de tecnología que se importa;

 

c) Valor contractual de cada uno de los elementos involucrados en la transferencia de tecnología;

 

d) Determinación del plazo de vigencia.

 

PAR. 1°— El Instituto Colombiano de Comercio Exterior, Incomex, no registrará los contratos que contengan alguna de las siguientes cláusulas:

 

a) Cláusulas conforme a las cuales la empresa vendedora de tecnología o concedente del uso de una marca se reserve el derecho de fijar los precios de venta o reventa de los productos que se elaboren con base en la tecnología respectiva;

 

b) Cláusulas que obliguen al comprador de tecnología a transferir al proveedor los inventos o mejoras que se obtengan en virtud del uso de dicha tecnología.

 

PAR. 2°— De conformidad con lo establecido en el artículo 12 de la Decisión 291 de la Comisión del Acuerdo de Cartagena. el Instituto Colombiano de Comercio Exterior, Incomex, no registrará los contratos que contengan cláusulas que prohíban o limiten de cualquier manera la exportación de los productos elaborados con base en la tecnología respectiva o que prohíban o limiten el intercambio subregional o la exportación de productos similares a terceros países.


[&8562]
D.R. 259/1992. 

ART. 3°— En tanto el Consejo Superior de Comercio Exterior fije un término diferente, el Instituto Colombiano de Comercio Exterior, Incomex, tendrá un término de ocho (8) días hábiles. para realizar el registro de que trata el artículo 1° del presente Decreto.

 

En todo caso, cuando al vencimiento del término fijado para el registro, el Instituto Colombiano de Comercio Exterior, Incomex, no se hubiere pronunciado en contrario, se entenderá registrado el contrato.


[&8563]
OPINIÓN DE LA DIAN - Los contratos de importación de tecnología, patentes y marcas se demuestra con el registro ante el Incomex.—  

“Para efectos, del análisis de la aplicabilidad del artículo 67 del Decreto 187 de 1975, es importante tener en cuenta que en su momento la Decisión 25 de la CAN, fue sustituida por la Decisión 220 y ésta su vez, por la Decisión 291, actualmente vigente.

 

En este orden de ideas, el desarrollo del artículo 67 del Decreto 187 de 1975, concordaba con el contenido de la Decisión 25 de la CAN, y luego con la Decisión 220, en cuyos textos se establecía como regla general la autorización de los contratos por el órgano que estableciera el Estado, conforme con las políticas de inversión que regían en el país, pero a la luz de la Decisión 291* que las sustituyó, cambia la directriz en virtud de la apertura para la recepción de la inversión, para lo cual es ahora norma general, la obligatoriedad del registro y por excepción la autorización por parte del Comité de Servicios y Tecnología, cuando así lo determine el Consejo Superior de Comercio Exterior. De esta forma, se trocó la directriz general de la autorización por el registro, pero sin que aquella desapareciera legalmente, para efectos de la deducción por los pagos originados en contratos de importación de tecnología. Por lo tanto, los pagos por tales conceptos pueden tener la condición de factor de detracción en la determinación de los impuestos de quien los efectúa, en cuanto cumplan con lo dispuesto en la normatividad respecto de las formalidades del registro o de su autorización, según el caso.

 

Así las cosas, la deducción por concepto de regalías u otros beneficios originados en contratos sobre importación al país de tecnología y sobre patentes y marcas, de que trata el artículo 67 del Decreto Reglamentario 187 de 1975, respecto a la forma de demostrar, entre otros aspectos, la existencia del contrato y su autorización por parte del organismo oficial competente, debe entenderse que se suple por el registro ante la entidad correspondiente de conformidad a la Decisión 291 de la CAN y el artículo 1º del Decreto 259 de 1992, sin perjuicio de presentar la autorización cuando así lo haya determinado el Consejo Superior de Comercio Exterior.” (DIAN, Ofi. Trib. 85072, sep. 3/2008, Promulgado Diario Oficial No. 47.124 de sep. 26/2008)

 

NOTA*: La Decisión 291 del Acuerdo de Cartagena consagra la  normatividad sobre Régimen  de tratamiento a los  capitales extranjeros y sobre marcas, patentes, licencias y regalías.

85072


[&8565]
OPINIÓN DE LA DIAN - Los contratos de endeudamiento externo que señalaban los literales a) num. 5 y c) del art. 25 del ET, derogados por el art. 65 de la Ley 1430/10, celebrados antes de dic. 31/2010, no están sometidos a retención.— 

“De esta manera, si bien es cierto han desaparecido del ordenamiento jurídico el numeral 5° del literal a) y el literal c) del artículo 25 del Estatuto Tributario, en virtud de la derogatoria efectuada por el artículo 67 de la Ley 1430 de 2010, atendiendo la salvedad del parágrafo transitorio del artículo 65 de la citada Ley, los contratos de endeudamiento externo a que hacían referencia las norma, derogadas, celebrados antes del 31 de diciembre de 2010 no están sometidos a retención.
 
Por el contrario, los intereses o cánones originados en créditos obtenidos en el exterior o contratos de leasing celebrados desde la fecha antes mencionada con empresas extranjeras sin domicilio en Colombia se encuentran sometidos a retención en los términos del artículo 47 de la Ley en mención, que adiciono el artículo 408 del Estatuto Tributario.” (DIAN, Oficio 005463, enero 28/2011)

Ver texto completo


Anterior           Siguiente
CONTÁCTENOSAVISO LEGAL
(+ 57 1 ) 3170403 ext. 118
Calle 75 No. 8 –29 Bogotá D.C. – Colombia
Todos los Derechos Reservados 2009
© TALLER JURÍDICO S.A.S.