ESTATUTO TRIBUTARIO > > > Capítulo V — Deducciones > Sistemas de cálculo.—
Regresar
Ir a Menú
Anterior           Siguiente
 

ART.134. | Sistemas de cálculo.— [&1987]

La depreciación se calcula por el sistema de línea recta, por el de reducción de saldos o por otro sistema de reconocido valor técnico autorizado por el subdirector de fiscalización de la Dirección General de Impuestos Nacionales o su delegado.

 

INC. 2º. Derogado. L. 223/95, art. 285 *.

 

PAR. Agregado L. 1607/2012, art. 159.— Para los casos en los que se opte por utilizar el sistema de depreciación de reducción de saldos, no se admitirá un valor residual o valor de salvamento inferior al 10% del costo del activo y no será admisible la aplicación de los turnos adicionales, establecidos en el artículo 140 de este Estatuto. (& 2029)


:: CONCORDANCIAS

Ocultar Todas | Ver Todas


NOTA:  

*: El inciso derogado limitaba la aplicación del sistema de reducción de saldos, estos límites han desaparecido y hoy es aplicable para efectos del impuesto de renta.


[&1988]
D.R. 2075/1992. 

ART. 29. Sistemas de depreciación.De conformidad con el artículo 134 del estatuto tributario, la depreciación se calcula por el sistema de línea recta, por el de reducción de saldos o por otro sistema de reconocido valor técnico autorizado por el subdirector de fiscalización de la Dirección de Impuestos Nacionales.

 

INC. 2º.— Derogado tácitamente *.

 

Cuando se utilice el sistema de depreciación de reducción de saldos, el valor de la depreciación correspondiente al último año de vida útil, comprenderá el monto total del saldo pendiente por depreciar.

 

A partir del año gravable de 1992 no se podrá utilizar el sistema de depreciación flexible o de tasas variables.

 

Quienes venían utilizando el sistema de depreciación flexible o de tasas variables y a 31 de diciembre de 1991 tenían un saldo por depreciar, a partir del año gravable de 1992, podrán depreciarlo utilizando la cuota que corresponda al sistema de línea recta, hasta depreciar el ciento por ciento del valor bruto del activo, sin importar el tiempo de vida útil restante.

 

NOTA *: El inciso derogado tácitamente, limitaba la aplicación del sistema de reducción de saldos, estos límites han desaparecido por la derogatoria expresa del inciso 2º. del artículo 134 del estatuto tributario. (& 1987).


[&1989]
D.R. 187/1975.  

ART. 34. INC.  1º. (…)*

 

INC. 2°. Reformado. Art. 4° D.R. 1649 / 1976.— Cuando el contribuyente pida la autorización para adoptar un sistema de depreciación de reconocido valor técnico diferente de los de línea recta, reducción de saldos o del establecido en el artículo primero de este decreto, o para fijar una vida útil de bienes depreciables distinta de la señalada en el reglamento, de conformidad con los numerales 1 y 6 del artículo 59 del decreto 2053 de 1974, deberá presentar la correspondiente solicitud por lo menos con tres (3) meses de anterioridad a la iniciación del ejercicio en el cual vayan a tener aplicación.
 

NOTA*: El inciso 1º. del art. 34 del D.R. 187/1975 consagraba el procedimiento para solicitar autorización para adoptar un sistema de reconocido valor técnico para determinar los costos de los activos movibles, que actualmente lo regula el artículo 3° del D.R. 1333 de 1996. (&1058)


[&1990]
JURISPRUDENCIA - Los comerciantes pueden implementar métodos de depreciación diferentes durante el año. Para que proceda la deducción del gasto por depreciación no es necesario que las cuotas de depreciación sean uniformes o constantes.—  

“Para la Sala las razones expuestas por la DIAN no tienen fundamento jurídico, pues los artículos 1 y 4 del Decreto 2649 de 1993 en manera alguna ordenan que un comerciante deba mantener el mismo método de depreciación todo el año. Lo que prevén es que se respeten los principios generales de la contabilidad y que la misma debe ser confiable, comprensible y útil. Además, si bien las personas obligadas a llevar contabilidad deben hacerlo de acuerdo con los principios y criterios generales establecidos en el Decreto de la contabilidad, para la procedencia fiscal del gasto por depreciación, las normas tributarias no exigen que mensualmente las cuotas de depreciación sean uniformes y constantes.
 
En efecto, el artículo 141 del Estatuto Tributario, establece que las cuotas anuales de depreciación de que tratan las normas tributarias, deberán registrarse en los libros de contabilidad del contribuyente en la forma que indique el reglamento, pero no exige que el registro mensual sea constante; es más, la norma establece la obligatoriedad en relación con la cuota anual de depreciación.
 
Según la misma DIAN constató en la inspección tributaria, la depreciación calculada por la actora conforme al sistema de reducción de saldos era con una tasa anual de 13.3333% y mensual de 1.1111%, sin embargo durante los meses de enero a noviembre utilizó una tasa mensual de 0.83% (10% anual) que correspondía a la opción del inciso 2 del artículo 134 ya mencionado.
 
A juicio de la Sala, si bien el inciso 2 del artículo 134 del Estatuto Tributario había sido derogado y ya no existía la opción de aplicar el doble de línea recta para la tasa de reducción de saldos de activos con vida útil superior a 5 años, era una circunstancia que por el tiempo que la utilizó la sociedad (enero a noviembre de 1999), le desfavorecía, toda vez que el porcentaje mensual era inferior al porcentaje pleno de la reducción de saldos.
 
Sin embargo, esta circunstancia tampoco tiene la trascendencia que la DIAN pretendió darle, pues, en diciembre de 1999 la sociedad ajustó la tasa de depreciación al 13.3333% anual, decisión permitida por el artículo 58 del Decreto 2649 de 1993. En todo caso, el haber hecho el ajuste contable se uniformó la tasa de depreciación de reducción de saldos de todo el año. (…)
 
De otra parte, el hecho de que la contribuyente hubiera aplicado durante los meses de enero a noviembre la opción que, mientras estuvo vigente, permitía el artículo 134 inciso segundo, no significa que estuviera aplicando un nuevo sistema o un sistema diferente al de reducción de saldos. El método de reducción de saldos no fue derogado por la Ley 223 de 1995, de manera que el argumento de que la sociedad aplicó un sistema o método ilegal o no autorizado por la DIAN, además de ser un argumento que no se expuso en la liquidación de revisión sino con la resolución de reconsideración, no tiene sustento jurídico, pues el sistema fue siempre el mismo: el de reducción de saldos. Cosa distinta es que dentro de dicho sistema hubiera utilizado temporalmente un límite que estaba derogado, situación que no da lugar al rechazo en virtud del ajuste que se efectuó.
 
En efecto, si bien la DIAN en la liquidación de revisión no cuestionó que el método o sistema utilizado por la actora fuera ilegal, sino que el porcentaje de depreciación no fue uniforme durante el año, lo correcto era que la DIAN aplicara el porcentaje que resultara de la fórmula de la reducción de saldos, que fue el método que escogió la actora. No era correcto establecer el gasto conforme al porcentaje de línea recta. Lo anterior permite concluir que para la DIAN el único sistema permitido era el de línea recta, lo cual, como se vio, no es ajustado a derecho.
 

En cuanto al aumento de la tasa de depreciación en un 50% porque el oleoducto funcionó las 24 horas del día incluidos los festivos, para la Sala, es un hecho que se encuentra probado en el proceso y por tanto, la sociedad tiene derecho a que se le reconozca en virtud del artículo 140 del Estatuto Tributario ya citado.” (Consejo de Estado, Sección Cuarta, C.P. Hugo Fernando Bastidas Bárcenas, sentencia de octubre 01/2009, Exp. 16379) (&2029 y 2036)

Ver texto completo


[&1991]
OPINIÓN DE LA DIAN - El porcentaje de depreciación por el sistema de reducción de saldos, se calcula mediante la fórmula establecida por la técnica contable.—  

(..) “El consultante solicita que se rectifique el Concepto número 063652 de julio 12 de 2001, pues allí se afirmó que desde el año de 1996, para la deducción por depreciación, al utilizar el método de reducción de saldos se debía tomar como porcentaje el mismo señalado para depreciar por el sistema de línea recta.

 

El artículo134 del Estatuto Tributario, dispone que la depreciación se calcula por el sistema de línea recta, por el de reducción de saldos o por otro sistema de reconocido valor técnico autorizado por el Subdirector de Fiscalización de la Dirección de Impuestos Nacionales, o su delegado.

 

La Ley 223 de 1995, derogó el inciso segundo que contenía dicha norma, el cual establecía:

 

“Para bienes adquiridos con posterioridad al 30 de septiembre de 1974 y cuya vida útil sea mayor de cinco (5) años, el sistema de reducción de saldos se puede aplicar con base en un porcentaje equivalente al doble del que hubiera de aplicarse en el sistema de línea recta”.

 

En el Concepto 063652 se sostuvo que esta derogatoria significaba que a partir del año gravable de 1996 no podía ser aplicado dicho tratamiento fiscal a la depreciación salvo autorización de la Subdirección de Fiscalización.

 

En esta oportunidad, el Despacho considera que el inciso derogado constituía una opción para el contribuyente en el caso de que la vida útil del bien fuera mayor de cinco (5) años y no era propiamente otro sistema de depreciación. Simplemente, cuando se diera esta circunstancia, se permitía utilizar el sistema de reducción de saldos con base en un porcentaje equivalente al doble del que hubiera de aplicarse en el sistema de línea recta.

 

Suprimida por la ley esta opción, no se puede revivir por medio de una autorización, como podría deducirse del concepto en comento.

 

 

Por lo tanto, a partir del año gravable de 1996, la depreciación se calcula por el sistema de línea recta, por el de reducción de saldos o por otro sistema de reconocido valor técnico autorizado por la oficina competente, y deben utilizarse las fórmulas para cada caso, debidamente aceptadas por la técnica contable.

 

Para no referirnos sino a los dos sistemas citados en la ley en forma concreta, la fórmula aceptada para el sistema de reducción de saldos es la siguiente:

 

Tasa de depreciación anual = Costo valor residual

 

Vida útil (en años)

 

Para el sistema de reducción de saldos:

 

Tasa anual de depreciación = 1 -                

 

n   = número de años de vida útil

 

vs = valor de salvamento

 

vc = valor del costo del activo

 

Debe tenerse en cuenta que el artículo 29 del Decreto 2075 de 1992 dispone que cuando se utilice el sistema de depreciación de reducción de saldos, el valor de la depreciación correspondiente al último año de vida útil, comprenderá el monto total del saldo pendiente por depreciar.

 

Finalmente, si el contribuyente considera que la vida útil fijada tanto en la ley como en el reglamento no corresponde a la realidad de su caso particular puede solicitar autorización del Director de Impuestos Nacionales para que se fije una vida útil diferente con base en conceptos o tablas de depreciación de reconocido valor técnico atendiendo a lo dispuesto en los artículos 137 y 138 del Estatuto Tributario. No obstante, si los turnos establecidos exceden los normales, el contribuyente puede aumentar la alícuota de depreciación en un 25% por cada turno adicional que se demuestre y proporcionalmente por fracciones menores como dispone el artículo 140 del Estatuto Tributario de manera acorde con el artículo 71 del Decreto 187 de 1975.

 

Por las anteriores consideraciones, se modifica el Concepto número 063652 de julio 12 de 2001”. (DIAN. Conc. 035325, jun. 17/02. Promulgado Diario Oficial No 44.843 del 22 de junio de 2002) (& 2007,  2016 y 2029)

035325


Anterior           Siguiente
CONTÁCTENOSAVISO LEGAL
(+ 57 1 ) 3170403 ext. 118
Calle 75 No. 8 –29 Bogotá D.C. – Colombia
Todos los Derechos Reservados 2009
© TALLER JURÍDICO S.A.S.